Esta visita eres tú εїз

domingo, 12 de agosto de 2012

Lo que nos hace feliz …. V/S …. Lo que nos hace bien


Cuantas veces no estamos en la contradicción de si elegimos lo que nos hace feliz y nos encapricha, frente a lo correcto y mejor para uno mismo.
Un ejemplo simple, elegir a la hora del almuerzo una hamburguesa o un típico almuerzo casero que alimenta de la misma manera pero es más nutritivo. Poner en una balanza lo que nos hace feliz y lo que es mejor para nosotros es más complicado de lo que parece.
Elegir entre salir a bailar en la noche de un viernes que te divierte y hace feliz, sobre quedarte descansando en casa, dormirte temprano y así recuperar energías y dejar que tu cuerpo descanse lo que no descansó en la semana. Cuando lo ponemos así, es fácil notar que es más beneficioso, pero al momento de tomar la decisión lo que nos hace feliz es muy tentador.
Suele pasar a veces, en una relación, que preferimos estar con esa persona que nos enloquece y según pensamos nos hace feliz, antes que hacer lo correcto para uno mismo y cortar de raíz todo. Es horrible cuando todos nos dicen que lo mejor es terminar y es aun peor cuando tú misma lo sabes….pero eso es fácil … la parte complicada es llevarlo a cabo.
A veces el amor por uno mismo, no puede sobrepasar lo que sentimos por tal persona que nos quita el sueño, ahí es cuando, estúpidamente preferimos dejar las cosas tal cual están por medio a perderlo o a estar sola. Cual sea la razón que tengas para no terminar con esa relación que te hace más MAL que BIEN …. Es un ERROR.
Aunque sea duro y parezca que es el fin del mundo, SIEMPRE debes preferir lo que es MEJOR PARA UNO, sobre aquel capricho, que nos puede hacer feliz en un comienzo, pero que a la larga no traerá más penas que alegrías.


Si eliges las cosas que son buenas para ti, y que en un comienzo pueden no haberte parecido lo mejor, veras como con el tiempo te harán feliz, y esa alegría que te produzcan durará más que aquella dicha momentánea que te dan los caprichos, pero que después se puede acabar más rápido de lo que crees.
No te digo que no hagas lo que te hace feliz, sino que pienses primero, si eso que crees que te alegra aporta de manera positiva en tu vida y si te conviene realmente. No te tomará más de dos segundos hacerlo, pero aquellos dos segundos te pondrían traer largos periodos de felicidad. 

1 comentario:

Suspiro dijo...

Una entrada para reflexionar. Es fácil decirlo pero dificil hacerlo porque las esperanzas persisten.